martes, junio 16

2 milímetros.

No uno, ni dos, ni tres, sino... dos. Dos milímetros más grande. Dos milímetros más libre. Dos milímetros menos tuya. Y aunque menos tuya, cada día te recuerdo un poco más. Es lo que tiene echar de menos. Echar de menos sólo entre semana. Los fines (casi) soy sólo para tí. (Casi) sólo para cuándo tú quieras. Dos milímetros más grandes. Dos personas más pequeñas.

Sentadita en mi ventana te veo pasar y me dan ganas de tirarme, para ver si me coges, para comprobarlo, y si me coges me haré dos milímetros más pequeña, para caber en tu bolsillo, y que me lleves siempre contigo. Para no separarme de tí, y que me metas en la lavadora (dentro de tu bolsillo) y dar vueltas y vueltas y marearme y odiarte sólo un rato, y después salir y volver a estar pegadita a tí. Bolsillo contra piel. Respiración contra respiración.

Dos milímetros. Dos milímetros más grande cuando te hago reír, dos milímetros más grande cuando confías en mí. Dos milímetros más pequeña cuando no puedo evitar pensar en tí.

Dos segundos dos milímetros. Dos segundos más callada. Dos segundos en los que caigo y rápidamente me vuelvo a levantar, porque soy dos milímetros más grande cuando recuerdo que siempre siempre me vas a guardar en tu bolsillo. Bolsillo contra piel. Respiración contra respiración. Palpitación contra palpitación.


2 comentarios:

  1. dos dos dos
    es un numero tan bonito *_*
    quieres meterte en mi secadora?

    =)

    ResponderEliminar