domingo, abril 11

No es más que eso.

La primavera la sangre altera y en abril, aguas mil.
Puede que por eso ayer la sangre nos hirviese y pareciese que llovía;
y acabásemos cubiertos de hiel.


- Imagina una esfera,
cuyo interior es de espejo
y dentro no hay nada,
¿qué crees que reflejaría?
Es decir,
¿cómo crees que se vería
esa nada que refleja? -

Hizo la pregunta cómo para sí mismo,
entornó los ojos y dió una larga
y profunda calada a su cigarrillo.
La última.
Al poco tiempo, calló rendido en
los brazos de Morfeo,

... y en los míos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario