miércoles, noviembre 3

Involve Assumptions.

Se pararon los relojes de sus muñecas, contagiados por el estatismo de sus pasos. Caminaban de la mano, decían que iban juntos, pero sólo iban al mismo lugar. Hacían como si hablaran pero en las esquinas de las frases, entre respiración y respiración, habían punzantes silencios que se clavaban en el pulmón derecho y luego, en el izquierdo, y mientras luchaban por respirar, andaban ignorando que ambos se estaban muriendo, que no era cosa de uno sólo, sino de dos.

Esa noche hizo falta el redoble del cielo , para que despertaran de su trance. Y, a pesar de que el cielo se desmoronaba sobre ellos, gota a gota, ella se paró en medio de la acera sin soltar su mano y cuando él siguió caminando, ella tiró de su brazo, atrayéndole directo a sus labios. Bajo la lluvia, cualquier beso sirve de paraguas. Y allí, quietecitos, se miraron a los ojos, y ella, que no podía evitar balancearse en sus pestañas, sintió cómo las trepadoras que rodeaban sus pupilas la enredaban.

No supo cómo ni cuándo, sólo recuerda que despertó con la cabeza apoyada sobre su pecho y el brazo izquierdo apoyado sobre su cintura, abrazándola.
"¿Te has dado cuenta de que la mitad de las cosas que creemos que sabemos realmente sólo las suponemos?" Se encendió un cigarro. Estaba dejando de fumar desde hacía... casi un año.

Las volutas de humo le envolvían haciendo espirales infinitas sobre sí mismas. Le daban un aire interesante que él sabía que realmente no tenía, o al menos, eso suponía. Sin embargo, ella, que era fácil de impresionar, se sentía profundamente embelesada, y trataba de descifrar sus pensamientos, traduciendo sus gestos y miradas. Resultándole, no sólo interesante, sino un reto, un reto infinito y excitante.

Y dijo, de repente "yo supongo que tú supones que te quiero".
A lo que él respondió sin inmutarse "Yo sé que te quiero y no me hace falta suponer nada". Y sin más, escachó lo poco que quedaba del cigarrillo contra el cenicero, le besó la frente tiernamente y apagó la luz. Y la abrazó lo más fuerte que fue capaz, antes de caer en brazos de Morfeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario