miércoles, diciembre 11

Le début de la fin.

Hagamos el remake de Titanic.
Empañemos todos los cristales. 
Déjame apoyar mi cabeza en tu pecho. 
Acaríciame la cabeza mientras Morfeo me canta una nana. 

Cógeme y maréame. Revuélveme. Muérdeme. 
No hagamos de esto un drama internacional. 
Emociónate. 
Baja. 

Vamos a mandar a callar a la gente en las discotecas. 
Besémonos sin chocar nuestras paletas. 
O mejor, ¡brindemos con ellas!
Retuércete. 

No dejes ni una gota en mi ombligo. 
Enséñame tu nuca. 
Déjame verte bajo las farolas de Luxemburgo.
Mírame.

Te quiero enredado entre mis piernas.
Tómate un café.
Disfruta del aroma.
Agárrate a mis labios para no caer.

Ven.
Acuéstate aquí.
Mis sábanas se quieren pegar a tu piel.
Las ventanas gritan tu nombre.

Agítame la respiración.
Haz que me tiemble el pulso.
Róbame el aliento.
Entra.

Rómpelo todo.
Grítame.
Vuélvete loco.
Vete, vete, vete.

No seas la excepción.

1 comentario:

  1. que hermoso blog tienes
    me gusta como escribes
    felices fiestas

    ResponderEliminar