miércoles, junio 22

Secretos a voces.

No es lo que parece. 
Ninguno de los dos estaba preparado. 
Nadie se lo esperaba y, sin embargo, ahí estábamos. 
Nariz contra nariz.

Entre sábanas los años no pesan tanto. 

Sabes cómo enredarme. 
Me deslizo por las grietas de tu experiencia. 
Te haces un nudo en mi garganta. 
Y explota. 
Yo pongo el fuego y tú el efecto expansivo. 

Estando tan rotos pero tan enteros.

No me importas tanto como piensas. 
Tampoco yo te importo tanto como quisiera. 
Pero... 
Somos dos imanes que ruedan sobre el querer y no deber. 

Algo pasa y no podemos verlo. 

La incertidumbre alimenta nuestras ganas. 
El secreto inflama la llama. 
La picardía nos nubla la razón. 
El reloj deja de contar las horas. 

Sé que no debería estar haciendo esto pero... 

Déjame imaginar que un segundo es toda una vida.
Déjame querer quedarme para siempre

Aunque para siempre represente un par de minutos... 

Suficiente para sumergirme en tu pupila.
Engancharme a tu cuerpo.  
Rodar por tus labios para acabar en tu ombligo. 

Volver a vestirnos 

y despedirnos. 



1 comentario:

  1. Muy bueno. Ya era hora de que volvieras a publicar en esto de Blogger, que está pegando fuerte ahora mismo.

    ResponderEliminar